El día que los derechos del hombre no fueron de las mujeres

En 1789, durante la Revolución Francesa, el feminismo puso en jaque la idea de libertad e igualdad que expresaba la Declaración de los Derechos del Hombre y la Ciudadanía.

CandeWeb

Por Candela Moscoso Feuillade.

El siglo XVIII es conocido como un período de revoluciones y levantamientos por libertades individuales, derechos y cambios en los sistemas de gobierno. El principal hito histórico de esto es la Revolución Francesa en la que se redactó la Declaración de los Derechos del Hombre y la Ciudadanía y se sentaron las bases para una sociedad libre, igual y democrática. Sin embargo, esa declaración lleva en su esencia una gran contradicción: en ningún apartado se menciona a las mujeres como libres e iguales a los hombres sino que seguían teniendo menos derechos que estos.

A raíz de esto, un grupo de mujeres comenzó a preguntarse: La Declaración de los Derechos del Hombre y la Ciudadanía, ¿planteaba la idea de igualdad para toda la sociedad o es el primer indicio de que el término “hombre” es excluyente del género femenino?.

El movimiento feminista de la época tuvo muchas referentes siendo una de las principales Olympe de Gouges quien redactó La Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadanía como contrapartida a la de los hombres. En este documento, el primer artículo expresó de manera contundente y concisa algo que se había omitido en ese escrito: “La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos”. Por aquel entonces y con la difusión de la Declaración de los Derechos de la Mujer, el feminismo empezó a crecer y cuestionar el concepto de igualdad impuesto por los revolucionarios franceses.

Las mujeres que llevaron adelante este movimiento sufrieron distintos tipos de persecución, fueron juzgadas y condenadas a la guillotina. La Declaración de los Derechos de la Mujer no fue aprobada por las cámaras legislativas y quedó olvidada en algún cajón pero no por las feministas.

La historia  ha demostrado que las conquistas por la igualdad y libertad no eran para todos, sino que solamente incluían a los hombres mientras que las mujeres, a pesar de haber formado parte de los levantamientos, volvían a ser relegadas a roles hogareños y de sumisión. La lucha de Olympe de Gouges debe ser recordada como el primer antecedente del reclamo por los derechos de la mujer.

Los movimientos sociales del siglo XVIII fueron los que sentaron las bases de la sociedad que hoy vivimos. Sin embargo, aún seguimos buscando la igualdad que tanto festejaron los franceses después de la toma de la Bastilla porque esa igualdad, era ficticia en el 1700 como ahora en el 2018.

Olympe de Gouges, sin ningún tipo de miedo encaró a la sociedad machista y le preguntó a los hombres con los que compartía la vida si eran capaces de mirar como iguales a las mujeres o si simplemente seguirán juzgándonos como el género débil. Hoy, en el siglo XXI yo les pregunto a los hombres: ¿creen poder levantar la bandera de la igualdad junto a nuestras banderas de libertad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s