Dejé la publicidad y te cuento por qué

Si nunca cancelaste una salida con amigos porque te clavaste en la agencia, ¿realmente trabajás en publicidad?

foto-miligarcia

Por Milagros García.

Son las 11 de la noche y todavía estoy en la agencia, le acabo de mandar un mensaje a mis amigas diciéndoles que no voy a llegar a la cena porque mis jefes todavía no pudieron ver el guión y hay que mandárselo mañana a primera hora al cliente. Me responden con angustia que está todo bien, que nos vemos la próxima.

Ahora son las 12 del mediodía y estoy yendo a la agencia. Es sábado. La llamé a mi mamá para decirle que no iba a poder pasar el finde en su casa porque estamos en pitch y al DGC no le gustan las ideas que tenemos. Se enoja un poco porque hace mucho que no me ve, pero me dice que está todo bien y me pregunta si me pagan horas extras. Yo me río pero después le respondo un toque triste: “ojalá”.

Esta vez son las 7 de la tarde y ya estoy lista para apagar la compu pero justo me llama una ejecutiva de cuentas para avisarme que nos vamos a reunir ahora para repasar una presentación. La reunión se demora y 7.50 decido avisar en el grupo de fútbol que no llego al partido de hoy.

Si estás leyendo esto y trabajás en publicidad pero no te sentiste identificadx con alguna de estas situaciones, o estás mintiendo o avisame en qué agencia trabajás así mando carpeta.

En mi caso, puedo estar horas escribiendo mil escenas similares con el mismo final: Yo teniendo que cancelar planes por culpa de la agencia.

Trabajo hace 7 años en publicidad porque me encanta pensar ideas, buscar soluciones a problemas y encontrar formas innovadoras de comunicar. Pero lo que nunca pude encontrar es la respuesta a por qué tener una vida socialmente activa parece no ser compatible con el trabajo de lxs publicitarixs.

Es cierto que esto también pasa en muchísimos trabajos, hablando con amigxs noté que estamos todxs en la misma. Esto significa que es algo generacional.

Entonces me puse a investigar un poco y descubrí que hay una nota de “por qué los millennials” para todo y por supuesto también para esto: ¿por qué lxs millennials estamos renunciando a nuestros trabajos?

La poca flexibilidad laboral, el trabajo rutinario, las pocas posibilidades de crecer en una empresa a corto plazo, la falta de motivación por parte de lxs jefxs y el desequilibrio entre la vida laboral y la personal son algunas de las razones.

Pero volviendo a la publicidad, si tuviera que hacer una lista tendría que tildar todas esas razones y hasta incluso agregar algunas más.

El hecho de trabajar en una industria en la que todavía existen los puestos trainee donde te pagan muy poco o incluso nada por pensar campañas para marcas líderes que ganan fortunas, en agencias donde además de regalar tu trabajo regalás hasta tu tiempo libre. Una industria donde se trabaja con clientes que cambian todo el tiempo tus guiones, bajan las ideas por falta de presupuesto o simplemente deciden que mejor este año no van a comunicar nada. Un trabajo que por momentos parece tener más frustraciones que satisfacciones y los beneficios de poder entrar tarde, trabajar tomando cerveza o tener afters no lo pueden tapar.

Hablando con colegas pareciera ser que todxs sufrimos lo mismo hace años pero nadie hace nada para cambiar las cosas, que todos están “aguantando” como si fuera una especie de competencia. Y hay algo que nadie te dice pero que uno cree que todos piensan: que si dejás la publicidad fracasaste. No te la pudiste aguantar.

Lo pensé mucho, pero después de pasar por varias agencias y trabajar para miles de marcas decidí dejar la publicidad. Sos vos, pero también soy yo.

No tengo todas cosas malas para decir, también estoy agradecida por todo lo que aprendí y todas las personas increíbles que conocí. Hasta acá llego entonces, fracasé.

Fracasé en intentar que los que manejan las agencias tomen en cuenta el laburo en digital, que dejen de pensar que son sólo posteos en Facebook o un canje con influencers en Instagram. Fracasé en que mis jefes dejen de pensar que me quiero ir temprano porque no me importa el trabajo y entiendan que me quiero ir temprano porque también me importa mi vida. Y mi vida no es sólo el trabajo. Fracasé en tratar de cambiar las cosas desde adentro.

A lxs que siguen en carrera, admiro que tengan la vocación que sólo pensé que existía para carreras como medicina o abogacía. A lxs que vienen, ojalá que leer algo así en vez de tirarlxs para abajo lxs motive a destruir todo y crear algo de cero. Yo perdí, pero acá les paso la posta. Ustedes tienen que ganar.

Anuncios

18 thoughts

  1. Te entiendo TANTO. Estoy de trainee en una agencia que está en el piso 500 de un edificio vidriado, con vista al río y en pleno Olivos. Manejan marcas multimillonarias (como la de una famosa bebida cola) y no me pagan ni siquiera el boleto de colectivo. Entre el almuerzo y los viáticos se me va la vida y se supone que tengo que estar ‘agradecida’ de estar adentro, de pertenecer, de tener la oportunidad de estar rodeada de gente ‘super grosa’ (yo más que ‘grosa’ diría ‘grosera’, ignoran completamente mí existencia)… Pero así es el sistema, y si no puedes contra ellos, úneteles.

    Me gusta

  2. Te entiendo tanto y te banco tanto, sos genial, Mili. Con el mazoquismo hasta acá llegamos los millenials, no tenemos porqué bancarnos lo que no nos hace feliz. El tiempo es propio, y está en cada uno usarlo como más le guste. No es fracasar, es tener la fuera de tomar una decisión, con sus beneficios, con sus consecuencias, con el terror y con la esperanza. Te quiero.

    Me gusta

  3. Me puse una fecha tope para salirme de este mundo y comenzar a planear mejor mi vida. En setiembre parto a NZ con una visa a recoger kiwis o limpiar baños y estoy tan feliz que ni se imaginan. Tiempo para que mi cabeza piense en ideas, cuentos, películas, en mi, mi estilo de vida, etc y no en ideas que nunca verán la luz. También estoy agradecida de las personas que conocí, pero esta industria es la primera que se acabará en un colapso mundial, nadie necesita Publicidad, pero todos necesitan una publicista con ganas de cambiar el mundo. Además el feminismo no es compatible con el capitalismo y yo aquí, me siento sucia. ¡Un abrazo compañera!

    Me gusta

  4. Al leer, se me vino a la mente los días negros que pasas en la agencia. Nos tomamos el trabajo tan a pecho que nos olvidamos que detrás de nosotros tenemos familia, amigos. Tomate el tiempo que necesites para descansar y pensar que es lo mejor para vos, te aseguro que no fracasas, es mas, ESTAS RECUPERANDO TU VIDA!

    Me gusta

  5. Un tema de mierda que lamentablemente nos mancha a publicitarias y publicitarios por igual.
    Es complejo porque es el cliente planeando un presupuesto irrisorio para publicidad, no valorando el trabajo de la agencia ofreciéndole un fee y tiempos ridículos. Es la agencia diciendo “ok, con esa guita te damos este equipo de 20 personas” cuando en realidad son 2 duplas y media que manejan 6 cuentas a la vez (y les piden que sean creativos, social media, planners y estrategas todo al mismo tiempo). Y por último son los creativos pensando que “así es como funciona, tengo que hacer el día a día de 9 a 18 y después quedarme para hacer el laburo que realmente quiero”.

    Si cada uno de los personajes de esa cadena se respetara un poco a si mismo, todo cambiaría.
    Pero salvo al los que están abajo de todos, a nadie le parece molestar. Y justo que casualidad que son los más reemplazables de todos (Si les renuncias capaz hasta le haces un favor y ponen a un jr. que les sale menos).

    Tenemos sindicato, tenemos aaap, tenemos interact, y anda saber cuanta agrupación más. Pero lamentablemente los intereses de los que se tienen que sentar a pensar y producir todas esas campañas, son los que menos importan.

    Me gusta

  6. Se te entiende tanto, soy del palo de la arquitectura el diseño y los eventos. Nunca falta la presion, todo para ayer y los días de mil horas.
    También trabajé en relación de dependencia y pase esos extremos de horas extras por amor a mi trabajo y a la camiseta que me ponía en el momento, ni te cuento si tus jefes se van de viaje y no vuelven porque un accidente de tránsito se los lleva para siempre; meses haciéndome cargo como si el lugar fuera mío; terminar con todos los compromisos ya asumidos, las entregas y obras pactadas e irte sin cobrar un peso, porque los nuevos dueños (parientes contadores) sólo ven la facturación anual y sin ser del palo del diseño de mobiliario creen que está pelotuda que es la única q sabe cómo funciona el circo, se va a quedar para hacerte todo mientras vos tomas café, aja si claro.
    La alianza etica, moral y profesional hizo que tanto clientes como proveedores me consideren y alienten para irme de donde estaba siendo no valorada y pude así con muy poca confianza en mi misma, emprender mi propio camino. Después de 5 años sigo con el mismo ritmo, 24 hs al palo y también no siempre puedo asistir a lo social, amigos y familia, pero con el tiempo y el aprendizaje, te aseguro que los límites los marca uno, se aprende a decir “ya es mi hora me tengo que ir”, se aprende a no ceder siempre a lo que los jefes quieren, se aprende a ordenar y que las tareas empiecen y terminen en un horario estimado real, el respeto por el otro debe ser mutuo, tus jefes deben respetar y valorar tu tiempo y vos también tanto el tuyo como el de ellos. No abandones si es tu pasión, tomate un descanso y reinventa la forma en la q queres trabajar de lo que en el fondo te hace feliz!
    Las cosas siempre son eternas y urgentes porque nadie pone freno. El freno es sano. Es sano descansar y reparar el cansancio así también como distenderse con amigos para al otro día continuar con lo productivo. No se puede estar siempre produciendo ni siempre al palo. Los extremos no son buenos. Suerte en lo que emprendas y gracias por compartir tu historia, muchos nos sentimos identificados!

    Me gusta

  7. Hiciste bien. La publicidad es basura y el mundo no necesita más basura. No se debería tener vocación para contaminar más al mundo. El mundo no necesita más plástico, ni “un mejor shampoo”, tampoco más comida procesada, ni más azúcar. Lo bueno no necesita anunciarse. Si te gusta persuadir, contar historias, hacer arte: se activista de causas, cuenta tus historias y haz tu arte.
    El mundo te necesita a ti. No a la publicidad.

    Me gusta

  8. Ayer renuncié a mi trabajo en Comunicación Pública en un organismo del estado. Afortunadamente había encontrado otro trabajo, pero de no haberlo hecho, estaba decidido a dejarlo y llegar a fin de mes como pueda. No quise soportar más tener que trabajar a toda hora para gente desquiciada que no entiende nada de lo que se hace. Pero sobre todo, no quise soportar más a personas que creen que deberías estar agradecido con ellos por darte trabajo. Aún cuando te pagan mal y ni siquiera tenés los derechos adquiridos hace más de 70 años.
    Ojalá en algún futuro podamos resignificar la palabra “fracasado/a”, para que ya no apunte a quien deja un trabajo por una absurda exigencia de una generación explotadora y refiera a quien lo acepta.

    Me gusta

  9. Buen testimonio. Dejé la publicidad x lo mismo, cosa aparte: el chaqueteo de los colegas chilenos. Ahora estoy re enhusiasmado en un rubro que me dió muchas satisfacciones y me permitió dedicarme a la pasión de escribir: la educación. Y contento. Gracias por la columna.

    Me gusta

  10. Hay posiciones y posiciones dentro de una agencia, pero nadie puede ignorar que en puestos clave de la agencia se necesita saber que es un mundo plagado de competitividad, manipulación y con códigos afines a su especialidad de combate por imponer y ganar. Mala elección de quienes suponen que si los que mandan ESTÁN POSEÍDOS DE UNA PASIÓN FRENÉTICA no les van a presionar hacia abajo… Sin embargo, es una cuestión de madurez, y de personalidad en el medio, hasta que comienzan a ver el sentido común de tu comportamiento y tus límites y firmeza y luego, se adaptan. Yo me jubile en el medio y hoy con 71 años… Sigo haciendo publicidad (propaganda) gratis para algunos jóvenes que se le animan a la política y que pasa? me levanto, a las 6 de la mañana y no me desenchufo hasta las diez de la noche, y mi equipo de colaboradores vuela en la misma sintonía por convicción no por salario ni imposición, y Hoy es domingo día de la madre, pero sin embargo estoy prendido al articulo, porque sigo las 24 horas en el tema, todo el año, a una querida amiga del medio que rezonga como la autora de esta nota pero no lo abandona… Marian LLoret…. Hay un adagio pueblerino que dice: “sarna con gusto no pica” esta es la clave.

    Me gusta

  11. Buenas, la realidad es que sí, cuesta bastante la carrera, más al principio. Yo también arranque en una agencia que te pagaban 2 mangos pero por el otro lado me dejaron hacer bastantes comerciales esa era la balanza… “aguantar” como decís vos pero sacar comerciales en poco tiempo para poder crecer y retirarme de esa agencia con la cabeza en alto y rápido ya que no era una agencia planeada para estar más de 2 años. En todas las agencias hay clavadas (una paja) pero en algunas son pocos los malos momentos, más que nada en los pitchs. De todas formas creo que los límites los pone uno, al principio no te das cuenta de eso y después le agarrás la mano. Te das cuenta que podés pararte y decir “che tengo que irme” y ni te preguntan qué tenés que hacer, es solo el miedo a quedar mal lo que te frena, todos tenemos una vida y lo saben ellos. También está en uno llegar temprano a pesar de que nos dejan llegar tarde, hacer las cosas a tiempo y saber cuando decirle que no a esa birra en el laburo para poder terminar la cagada que te dieron del día a día y poder ir a jugar al fútbol/ver a tu novio/a. Salú! No bajen los brazos, y pónganse metas cortas. Si no está funcionando nunca es tarde para ir a otra agencia.

    Me gusta

  12. ¿Fracasar? Ni la mejor campaña ni el mejor premio que haya conseguido en mis 17 años de carrera se acercan a la felicidad infinita que sentiría con sólo decir “chau, gente; renuncio”.

    Si tuviera que elegir un término habitualmente utilizado en este mundillo maloliente, te diría que sos un caso de éxito.

    ¡Feliz libertad!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s