Milka: nada menos importante en este mundo que tus huevos

foto-Bahler
Por Sol Bähler.

Domingo 5 de abril de 2020, 2:14 pm. Me acaban de mandar por privado el posteo de Milka “#LosHuevosQueImportan” y no me quedó otra que reflexionar.

Desde la secundaria tuve la suerte (o no) de tener en claro que quería estudiar Publicidad. Quería aprender a comunicar. Durante la carrera me enseñaron que la creatividad era de los varones cis hetero, que el terreno de la mujer solo era el área de “Ejecutivo de Cuentas”, así en masculino aunque con más mujeres que varones en ella. Y no me importó, igual elegí el área “Creativa”.

Trabajé 6 años en todo tipo de agencias. Y a medida que más me deconstruía, más odiaba la industria y todo lo que tuviera que ver con vender humo sin un mínimo esfuerzo de desaprender y aprender a trabajar con y desde la perspectiva.

Con el tiempo, me di cuenta de que odiar una industria me hacía formar parte de ella porque, básicamente, no estaba cambiando nada, solo arrojando emociones negativas. Así que decidí transformar ese odio en deconstrucción y mandé un mail para dar clases en una escuela de creatividad. No sé si en ese entonces sabía enseñar pero lo que sí tenía era algo claro y lo escribo en presente: la industria publicitaria es una MIERDA y a la mierda se la junta con el tiempo, de cuadra en cuadra, para que nadie más la pise ni se la lleve en sus zapatos a su casa.

Así que invité a un amigo y colega que pensaba lo mismo que yo y nos pusimos a enseñar con el propósito de que el mundo tenga menos basura y más personas con consciencia y sobre todo perspectiva.

Hace poco, mi amigo y colega, me compartió su reflexión donde sostenía la importancia de elegir esta carrera con RESPONSABILIDAD. Y esa palabra me quedó dando vueltas en la cabeza. Porque al fin de cuentas se trata de eso, de elegir comunicar con la responsabilidad que nadie te enseña en la carrera. ¿Cómo puede ser más importante aprender a pensar grandes ideas a que las grandes ideas sean lo suficientemente responsables de su mensaje?

IMG_20200409_111201.jpg

Hace ya 3 años que elijo facilitar en escuelas de creatividad desde la perspectiva y compartiendo cada día un aprendizaje nuevo. Porque sigo aprendiendo a desaprender y a pensar desde lugares que no son propios sino de otres. Pero no alcanza. No alcanza querer con mucha fuerza cambiar las cosas siendo minoría. No alcanzan tres horas de clases de un cuatrimestre. No alcanza o al menos no me conforma que las escuelas, las agencias, las marcas y todo lo que forma parte y hace a esta industria siga demostrando, una y otra vez, que la publicidad es para unxs pocxs.

El mundo no es binario, las personas no somos iguales y les publicistas no estamos siendo responsables.

Así que por favor, antes de enseñar y/o aprender a pensar una idea creativa capaz de comerse Cannes o convertirse en viral, aprendamos y enseñemos a trabajar con la responsabilidad que una pieza de comunicación jamás tuvo.

Estamos en 2020. Tenemos el privilegio de tener Internet, de poder hablar y de que nos escuchen. No hay más tiempo ni paciencia para quienes no están siendo responsables en su trabajo. Sea el de enseñar o el de implementar. Se terminaron las excusas para quienes con todas las herramientas disponibles no están dispuestxs a reconocer ni a levantar su propia mierda. Cagá en tu casa hermanx. Porque el mundo que habitamos y las generaciones que se vienen no quieren más basura. De mi parte seguiré con las bolsitas en la mano, para juntar las que vea en la calle, en el celu y en las escuelas.

Pensar desde y con perspectiva es pensar con responsabilidad. Parecerá exagerado, pero nacemos y todo lo que vemos y consumimos nos moldea y también nos encasilla. Desde el color que supuestamente representa a un género, hasta el tipo de mujer que elegimos para la foto. Nos daña y también nos mata. Doble click en mata, cuando una chica trans se construye físicamente a partir de ese modelo de mujer hegemónica de la tele, la que la sociedad acepta y no invisibiiza. Doble click en los servicios y experiencias que comunicamos y en las personas que discapacitamos de ellas, no contemplándolas ni haciéndolas parte, ¿cuántas veces creamos o pensamos para personas no videntes? ¿Cuántos equipos les contemplan en sus búsquedas?

Una serie de preguntas que por lo menos a mí me sirven para entender de qué hablo cuando hablo en tipografía bold de responsabilidad. Es nuestro deber el ejercicio del doble click en cada decisión que tomemos, así sea la más chiquita como la de elegir una tipografía, un color o una forma de hablar. 

Porque estamos impactando y generando mensajes mucho más grandes que vender un chocolate: Estamos moldeando una forma de ser que por suerte ya no es. Y eso no se compra en ningún kiosco. Así que Milka, podrás entender por fin ahora que nada menos importante en este mundo que tus huevos.

Un pensamiento

  1. Te entiendo, Milka es una empresa que fabrica huevos de chocolate durante las Pascuas y estaba haciendo una campana dejando de lado el chocolate, las fiestas y haciendo foco en quedarse en casa con todos los argentinos poniendo los huevos y lamentablemente Milka la erro en no poner hueves o argentines. Que cagade…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s