Publicitarias

Cuidados compartidos: una deuda pendiente

Por Dahiana Otarola Mujer en una habitación mirando hacia abajo, cansada.

Hoy es el Día Internacional de las Personas Cuidadoras, donde se busca visibilizar el trabajo de quienes llevan a cabo diariamente las tareas de cuidado en los hogares. Por eso, queremos adentrarnos en esta fecha para ver quiénes se ocupan de estas tareas y destacar tres campañas que visibilizan la problemática en la distribución de las tareas de cuidado.

Seguramente alguna vez estuviste con fiebre y alguien te llevó al médico, te compró remedios y te hizo un té caliente. O cuando estabas en el colegio alguien se ocupó, de que tuvieras la merienda lista cuando llegabas, y te explicaba lo que no entendías para completar las tareas. Quizás tenés una abuela o abuelo y alguien de tu familia se ocupa de que esa persona esté bien, le gestiona los turnos, acompaña al médico, le hace compañía. Te invitamos a que pienses… ¿quién es esa persona? ¿Acaso es alguien socializada como mujer?

Según la última Encuesta Nacional del uso del tiempo del INDEC que se hizo en 2021 en Argentina, el 91,6% de las mujeres realiza trabajo doméstico, de cuidado o de apoyo a otros

hogares o voluntarios mientras que, en el caso de los varones, lo hace el 73,9%.

Según datos del INDEC de 2021, en Argentina 9 de cada 10 mujeres realizan las tareas domésticas y de cuidado dedicándole en promedio 6,4 horas diarias, mientras que los varones le dedican 3,4 horas. Si miramos fuera del país, según la ONU, las mujeres dedican en promedio 4,1 horas por día a estas tareas, mientras que los varones dedican 1,7 horas por día. 

Esta diferencia se debe a una socialización de género que es cultural. Y spoiler (no tan spoiler): las mujeres salimos en desventaja. En los últimos años, algunas publicidades se unieron para sacarle el disfraz a las tareas de cuidado y ver qué hay debajo y surgieron piezas interesantes.

#AlguienCuida

Nos muestra las tareas que hacen la mayoría de las mujeres todos los días. Esta campaña fue creada por Agencia Hermana para OIT -Organización Internacional del Trabajo- para el 8 de marzo de 2021. Apunta a reconocer que cocinar, atender a un niño, niña o personas mayores son tareas de cuidado y que en su mayoría son llevadas adelante por mujeres, quienes dedican el doble de su tiempo en realizarlas frente a sus compañeros varones. 

Contemos los cuidados”

Otra campaña que apunta a visibilizar estas cuestiones pero de una manera más gráfica es “Contemos los cuidados”. Lanzada por Naciones Unidas y algunos organismos estatales argentinos, se basó en un experiencia con personas de distintas edades y géneros a quienes se les hicieron preguntas relacionadas a tareas de cuidado y debían contestar dando un paso en caso que la respuesta fuera positiva o quedarse en el lugar si la respuesta era negativa. ¿Querés saber quiénes avanzaron más? La respuesta no te sorprenderá.

#YoMeOcupo

Los ayudadores fue otra campaña en relación a estas temáticas, impulsada por Iniciativa Spotlight. Muestra con un tono irónico la práctica de muchos varones al momento de ocuparse de las tareas del hogar y expone el problema de manera ingeniosa y humorística. La cifras del uso del tiempo muestran que no se involucran proactivamente con esas tareas de cuidado porque no las asumen como propias y eso representa una sobrecarga mental y física para las mujeres. 

Desde que nacemos, nos educan en tareas y roles determinado por nuestro sexo biológico. En esa división, por demás binaria, las tareas domésticas y de cuidados recaen siempre sobre las personas socializadas como mujeres.

Por eso debemos entender que existe un trasfondo cultural y social que por siglos construyó la idea de que las tareas del hogar y todo lo referido a cuidar son un asunto de mujeres para tener la posibilidad de elegir cómo contamos las historias.

En el último tiempo vemos padres en las publicidades cambiando pañales, preparando mamaderas, jugando con sus hijes. Sigamos por ese camino que todavía quedan muchas tareas por representar.

Dahiana Otarola

Notas
relacionadas