Recap: Semana Mundial de la Lactancia Materna

Por Lucila Lopardo.

“Apoyar la lactancia materna contribuye a un planeta más saludable”. Este fue el lema que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) llevaron adelante en la semana mundial de la lactancia materna que se conmemoró la primera semana de agosto y, por primera vez, en medio de una pandemia global.

Se podría decir que existe un consenso social respecto de los beneficios que tiene la lactancia materna para los bebés. Este año, se hizo hincapié en los beneficios ambientales. La ecuación es clara: más lactancia materna y natural, menos residuos y contaminación para el planeta.

En una columna para la agencia Télam, la representante de la OPS/OMS en Argentina, Maureen Birmingham, destacó que el contacto cercano y la lactancia materna temprana y exclusiva ayudan al bebé a desarrollarse. “Se trata de la intervención preventiva más efectiva que existe para evitar muertes de menores de 5 años. Además, tiene beneficios para el desarrollo intelectual del bebé, para el ambiente, la economía y ayuda a que las madres reduzcan el riesgo de tener cáncer de mamas o de ovarios, al igual que la diabetes tipo 2”, escribió.

Birmingham explica que esta semana se creó “para hacer una llamado de atención y promover que todos los involucrados hagan su parte” para que la mujer, efectivamente, pueda amamantar a su bebé durante los primeros dos años de vida tal como lo recomienda la OMS.

Pero, para muchas personas, la posibilidad de lactar durante dos años de manera constante es ciencia ficción. Y esta realidad se reflejó en las redes sociales durante la semana de la lactancia. En Twitter, muchas madres argentinas hicieron un llamado de atención al respecto: la lactancia materna es la opción más económica, sí, pero no es la más viable porque muchas no pueden trabajar y amamantar o extraerse leche mientras trabajan, y tienen que elegir. En general, en la Argentina, no hay flexibilidad ni espacios adecuados para hacerlo.

Ante esta problemática, Publicitarias habló con especialistas y recolectó testimonios en primera persona para reflejar y entender la realidad de la lactancia materna.

En un vivo de Instagram conducido por Candela Feuillade, Camila Besteiro, puericultora y experta en lactancia, contó que su objetivo es trabajar la prevención y el no tener que tratar problemas en la lactancia, por lo que recomienda contactar a una profesional durante el embarazo.

“Cuando hablamos de lactancia, hablamos de un derecho, todos tenemos derecho a estar informados. Si todos contamos con la misma información es más fácil poder hablar de deseo, porque si deseo pero no cuento con información es complicado poder hacerlo realmente como quiero”, explicó Besteiro y reafirmó: “El objetivo es concientizar en que necesitamos políticas que respalden a quienes desean amamantar y que dejen libre el paso a quienes no desean hacerlo porque están completamente en su derecho. En esos casos, la persona no se cuestiona porque decidió no hacerlo, pero cuando hablamos de alguien que sí quiso amamantar y no pudo porque el contexto no le brindó lo que necesitaba para hacerlo es ahí donde afecta”. 

En Argentina, la agencia Wunderman Thompson fue una de las primeras en incorporar un lactario en las oficinas. Victoria Cole, directora de la agencia, explicó que poseen el lactario hace dos años “porque es importante acompañar a las mamás en la vuelta a la oficina donde no haya esta cosa que tenemos todo el tiempo las mujeres que estar decidiendo entre dos mundos: la casa o la oficina, entre la carrera y ser buena madre”. A esto, se suma la flexibilidad para el regreso a la oficina. “Se paga el sueldo completo pero se reincorporan de a poco a medida que puedan”, subrayó Cole quien también sumó la paternidad extendida, para acompañar a la persona no gestante con un mes de extensión. 

Pero lactar, en muchos casos, no es dar la teta directamente. Hay muchas madres que desean amamantar pero no pueden hacerlo y tienen que incorporar métodos como la extracción, para el que también se necesitan espacios, tiempo y, sobretodo, flexibilidad.

Conz Preti es editora del sitio Mother.ly y madre de tres. En sus redes sociales, comparte sus experiencias en primera persona, y con Publicitarias, compartió su testimonio respecto a la lactancia y lo que sucede cuando una no puede dar la teta y se tiene que extraer la leche. “Estuve ahí dos veces y todavía tengo muchos sentimientos sobre no poder amamantar a mis bebés (…) Pero después veo a mis tres hijos, creciendo felizmente. Tres niños que crecieron en mi cuerpo y nutrí con mi leche (hasta que no pude hacerlo más y entonces cambié a leche de fórmula) y me felicito. ¡Miren lo que hice!”, contó. 

View this post on Instagram

En la semana de la lactancia, te compartimos el hermoso post de @conz “A la madre que exclusivamente se extrae leche: te veo. Sé cuán difícil puede ser. Estuve ahí dos veces y todavía tengo muchos sentimientos sobre no poder amamantar a mis bebés. La primera vez estaba muy desconcertada, nuestro bebé tenía lazos labiales y bucales, no aumentaba de peso de la forma esperada y todo eso desencadenó mucha ansiedad en mí. Sentía que había fracasado porque no lograba hacer nada de la forma en la que lo deseaba (una cesárea de urgencia, extraerme leche) pero a medida que fue ganando peso y fuerza me di cuenta del tremendo trabajo que estaba haciendo. Con los mellizos sabía que amamantar exclusivamente iba a ser difícil, pero quería intentarlo. Luego ocurrió una pandemia global y tuvimos que optimizar el tiempo, entonces ya dejaron de haber 45`de teta con cada bebé. Una vez más, me uní al extractor multiples veces al día para darles la mayor cantidad de mi leche posible. No se prendieron durante meses y yo todavía lucho con la idea de que nunca más tendré un bebé en mi pecho. Pero después veo a mis tres hijos, creciendo felizmente. Tres niños que crecieron en mi cuerpo y nutrí con mi leche (hasta que no pude hacerlo más y entonces cambié a leche de fórmula) y me felicito. ¡Miren lo que hice! Entonces si estás bombeando, lo entiendo, es una cagada estar enganchada a una máquina todo el día. No poder sostener a tu pequeño mientras lo hacés. Tener que levantarte en el medio de la noche para vaciar tus mamas antes de que exploten. Sé de los masajes, los trucos, el arriba y abajo de los botones para tener una succión perfecta. Es el mes de la concientización sobre la lactancia materna, y las extracciones merecen la misma concientización. Normalicemos la extracción de leche. Te veo. Esto es difícil. Pero lo estás haciendo increíble”.

A post shared by Publicitarias💚 (@publicitariasorg) on

Lactancia no binaria 

Lautaro Lucas Cruz, cofundador de la organización Trans Argentinxs, ONG que acompaña y asesora a infancias, adolescencias y juventudes trans, hizo un llamado de atención: “Existen personas trans que han decidido lactar”.

“Pensemos que hay padres que deciden lactar que son personas con capacidad de gestar, así como hay personas trans no binarias que pueden gestar y, a la vez, deciden lactar”, resaltó y llamó a romper la mirada binaria y respetar todas las identidades. 

View this post on Instagram

Por @lautarolucascruz y @transargentinxs

A post shared by Publicitarias💚 (@publicitariasorg) on

Lactancia y Coronavirus 

Desde la OMS también hicieron hincapié en el contexto ¿Qué está pasando con la lactancia en momentos de aislamiento y qué pasa si la persona lactante tiene COVID-19? 

“Una mujer con Covid-19 debe recibir apoyo para amamantar de manera segura, tener en brazos al recién nacido, piel con piel, y compartir la habitación con su bebé. Para proteger y prevenir que el bebé resulte infectado, deben lavarse las manos antes de amamantar o extraerse la leche, antes de tocar al bebe, y antes y después de utilizar el barbijo que les cubra completamente su boca y nariz”, destacan desde la OMS.

Asimismo, si tose o estornuda debe hacerlo cubriéndose con el pliegue del codo o con un pañuelo que luego desechará en la basura inmediatamente y volverá a higienizarse las manos. Las superficies que toque deberán ser limpiadas y desinfectadas.

La lactancia es un derecho, pero las realidades, los contextos y las condiciones físicas de quienes ejercen esta acción pueden ser infinitas. No hay una sola fórmula. Por eso, desde Publicitarias, creemos que se tienen que garantizar todas las condiciones para que este derecho, si es acompañado por el deseo, se cumpla.

*Ilustración: @aleurdanetaciferri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s