Por qué las mujeres somos lo más punk de la publicidad

anzu-muraca
Por Anzu Muraca.

Me invitaron a inaugurar este espacio y si bien me puse muy contenta, no estaba segura sobre qué iba a escribir. Esto se llama publicitarias.org y como todo buen nombre se explica solo: mujeres + publicidad. Pensé un rato en esa combinación y apareció una palabra que -siento- la sintetiza perfecto: incomodidad.

Creo que podría escribir varios tomos sobre cómo trabajar en publicidad siendo mujer es, básicamente, incómodo. La incomodidad es el always on de nuestras carreras por un motivo simple y conocido: esta industria funciona igual que el mundo. Y en el mundo mandan los hombres.

Esa incomodidad aparece en distintas dosis y formatos. Desde el que ni la ve y te dice “ah, y vos en qué ayudás a los chicos?” hablando de tus coequipers; hasta catástrofes del inframundo como “vení a presentar, faltan tetas”, que por supuesto en idioma cagón no es otra cosa que “vení a presentar, lo hacés mejor que yo”.

Pero aprendí que quedarse pegado a eso no sirve. Que lo que realmente suma es enfocarse en la otra parte, en el antídoto. Ese componente que pone en jaque todo, y hace que quieras salirte con la tuya igual. Y ahí encontré algo. Esa incomodidad se encara, se atraviesa y se transforma en algo mejor con una sola cosa: rebeldía.

Si creyese que ser mujer implica ser menos fuerte, inteligente o capaz, como promulga este mundo gil, no me dedicaría a esto. Si me increpan, rápidamente diría que me chupa un huevo ser mujer cuando voy a trabajar. “Antes de decir lo que pienso de esta campaña les pido que no se olviden de que tengo tetas”. Simplemente no estoy pensando en eso. Nadie está pensando en eso, hasta que algún torpe se tropieza con su miedo y te lo recuerda. Rebeldía, otra vez.

Si lo pensás, toda minoría implica rebeldía. Y las mujeres en publicidad somos eso: la minoría emergente que a fuerza de trabajo, talento y la complicidad de los hombres modernos (que cada vez son más❤️), de a poquito va tomando más protagonismo. Despacito, contra la corriente, pero ahí vamos. Altas punk.

No conozco a nadie que haya hecho algo grande, nuevo o distinto sin haberse rebelado un poquito contra lo que ya hay. Por eso no encuentro otra postura más justa y necesaria que bancar al que tiene todas en contra y encara igual, sólo porque quiere hacer lo que le gusta.

Entonces aguanten los rebeldes. Todos. Con y sin tetas.
Y hoy esta iniciativa se suma a jugar para nosotros, así que aguante también. 👊

7 thoughts

  1. Hola! Hace varios años que trabajo en publicidad, en un agencia de medios multinacional. La agencia tiene muchas cuentas, grandes y pequeñas y la gran mayoría de los puestos jerarquicos como Director y Coordinador son ocupados por mujeres. Más del 50% de los empleado de la agencia son mujeres. Con las agencias con las que trabajo (creativas, social media, digitales, etc) la gran mayoría son mujeres. Para el cliente que trabajo, de los 7 brand managers que hay, 6 son mujeres.
    No creo que la industria publicitaria siga igual que antes en este aspecto, queda en nosotras también dejar de encasillarnos en que somos un par de tetas y es mejor para ir a presentar.

    Me gusta

    1. ¡Hola, Florencia! Nos alegra mucho que hayas tenido esa experiencia. Justamente trabajamos para que todas las mujeres de la publicidad puedan contar lo mismo que vos. También, nos gustaría que algún día, cuando alguien pregunte “¿Cuáles son los 10 directores/as creativos/as que más admirás?”, la mayoría o la mitad de los nombres puedan ser femeninos.

      Me gusta

  2. yo soy mama de mateo , 9 y el tema más jodido para la mujer antes que el sexismo en el agencias es la maternidad, por eso no hay muchas dgc, creo que una sola y no se se si es mama. Yo volvi a trabajar a la agencia dejando a mi bb de 4 meses y mi cabezano estaba para cannes, ni para escribir titualres, fue muy duro, y al final me echaron porque “No rendia”, claro, señores hombres, daba la teta, dormia pocas horas, mi cabeza estaba en mi bebe..eso es inhumano

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por tu comentario, Guadalupe! Nos parece súper acertado lo que decís con respecto a la maternidad. Igual creemos que todo va de la mano: la falta de políticas que nos permitan ser madres y trabajar está 100% relacionada con esta antigüedad de que las mujeres tenemos que quedarnos en casa a cuidar los hijos. Algunas agencias implementaron laburo part time o home office en estos casos, pero la mayoría, como decís vos, lo ve como un problema que lleva al descarte.

      Me gusta

  3. Trabajé en agencias multinacionales y luego 15 años en una agencia más chica. Nunca, jamás, sentí que ser mujer me ponía en desventaja. Quizá, cuando tuve a mi hijo, tenía los horarios más complicados, me quería ir rápido, o tenía la cabeza en otra cosa pero trataba de que no se notara. Pero eso también le podía suceder a un hombre que acababa de operarse de la hernia o que pensaba cambiar el auto y no se decidía por cuál jajaja Con esto quiero decir que si alguna vez alguien insinuó que por ser mujer algo era diferente en cuanto a rendimiento, nunca me hice cargo y (nunca mejor dicho) siempre le puse el pecho a las balas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s