Infancia binaria: estereotipos en niños y niñas

foto-joss-diaz
Por Joss Diaz.

Según la RAE, un estereotipo consiste en una imagen estructurada y aceptada por la mayoría de las personas como representativa de un determinado colectivo. Esta imagen se forma a partir de una concepción estática sobre las características generalizadas de los miembros de esa comunidad.

Patricia Castañeda Salgado, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) define a los estereotipos de género como “una imagen fija y al mismo tiempo prefijada; es una manipulación de la realidad que genera una idea que no se cuestiona”. Para ella son, además, un síntoma de violencia al buscar la manipulación y en algunos casos el control en comportamientos. La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) de las Naciones Unidas declaró que un estereotipo de género es nocivo cuando limita la capacidad de hombres y mujeres para desarrollar sus facultades personales.

Las construcciones alrededor de estos estereotipos comienzan incluso antes del nacimiento como los Baby Showers o las Gender Reveal Parties, cada vez son más populares en México. En estos festejos se resume la identidad de un bebé (que aún no nace) a un color, rosa o azul, resultado que también terminará proyectándose en la decoración de su habitación, con princesas y muñecas o autos y súper héroes.

jeongmee-yoon-the-pink-and-blue-project-features-photography-06.jpg

Incluso influyen las leyendas en la ropa de niños vs. niñas. En la ropa de niños es más frecuente encontrar frases que llaman a la aventura, a ser héroes o genios. Mientras que en la de niñas pueden quedarse en palabras que carecen de algún propósito más allá de “pretty, beautiful o sparkle”

El Journal of Adolescent Health realizó un estudio en adolescentes, entre 10 y 14 años, en 15 países alrededor del mundo, donde se descubrió que muchos de los estereotipos que lastiman a hombres y mujeres son los mismos y se asumen antes de los 10 años.

Encontramos que los niños a una edad muy temprana -desde las sociedades más conservadoras hasta las más liberales- interiorizan este mito de que las niñas son vulnerables y los niños son fuertes e independientes rápidamente. Según el estudio, las consecuencias de que las niñas se conformen con los estereotipos que se les asignan incluyen depresión, matrimonio infantil, deserción escolar y exposición a la violencia.

Las consecuencias de que los niños se conformen con los estereotipos que se les asignan los llevan a involucrarse en actos de violencia física en mayor medida que las niñas, morir con mayor frecuencia de heridas accidentales, ser más propenso al abuso de sustancias y al suicidio, tener una esperanza de vida más corta que las mujeres.

En este estudio se pide poner especial énfasis en los medios de comunicación, ya que a través de éstos se transmiten normas injustas y estereotipos de género a niños y niñas que repercuten en su educación y posterior desarrollo.

¿Cómo se reflejan estos estereotipos en algunos casos extremos?

Hay ciertas industrias o categorías donde los estereotipos que afectan las niñez producen brechas de participación considerables y alarmantes, ante una sociedad con poca visión de género.

Las primeras programadoras eran mujeres, las llamadas computadoras humanas, procesadoras de datos y cálculos para uso militar en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, al término de la guerra, su participación en esta industria y en muchas actividades de economía activa se vieron disminuidas. Hoy en día solo 11% de los desarrollos de software vienen de mujeres, 25% de colaboradores de Silicon Valley son mujeres y solo un 7% son socios activos en empresas con crecimientos acelerados llamadas “venture capital firms”.

A nivel político y de posiciones de liderazgo, las mujeres también “llegaron tarde” o simplemente no son consideradas figuras objetivas para tomas de decisiones que afecten a una nación.

En el mundo, según los datos más recientes de la ONU de enero de 2019, hay 11 mujeres jefas de Estado y 10 jefas de Gobierno. Solo el 21,9% de los parlamentarios y el 17% de los ministros de todo el mundo eran mujeres al primero de diciembre de 2014.

¿Qué estamos haciendo como industria publicitaria?

The Unstereotype Alliance, surge en el 2017 con la visión de un mundo no estereotipado. Convocada por ONU Mujeres, la entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género, la alianza reúne socios y busca utilizar colectivamente que la industria de la publicidad funcione como una fuerza para el bien para impulsar un cambio positivo en todo el mundo.

La Alianza contribuye a empoderar a las mujeres en toda su diversidad (raza, clase, edad, capacidad, etnia, religión, sexualidad, idioma, educación) y aborda las masculinidades dañinas para ayudar a crear un mundo con igualdad de género. Como anunciantes y creativos, tenemos el poder de influir de manera positiva en la cultura y la sociedad. Hoy, necesitamos asegurar que la creatividad, ya sea en la publicidad o en el contenido que creamos, muestre a las personas como progresivas y modernas, auténticas y multidimensionales.

La Advertising Standards Authority (ASA) en el Reino Unido postuló una iniciativa de ley para una regulación más sólida de los anuncios que presentan roles o características de género estereotipados que pueden ser perjudiciales para las personas, incluidos los anuncios que se burlan de las personas por no ajustarse a dichos estereotipos.

Recientemente hemos visto empresas como P&G presentar campañas que buscan cuestionar limitaciones de géneros en la infancia, tal es el caso de la campaña #LikeAGirl para Always enfocada en fomentar la confianza en niñas y adolescentes a través de plataformas de educación, empoderamiento y acompañamiento.

Hasbro, a través de su línea Baby Alive promueve los valores del cuidado y la crianza en niños y niñas, con su última campaña “We All Can Take Care”

¿A dónde debemos evolucionar?

A cambiar desde la raíz: genderless education. En Suecia, país rankeado como el cuarto con mayor equidad, se están impulsando iniciativas desde el Gobierno para fortalecer sistemas educativos que eliminen barreras y estereotipos de género. En algunas escuelas están implementando acciones que ayuden a los niños y niñas a salir de las cajas y límites impuestos basados en su género, a través de políticas dentro de las instituciones, como el uso de lenguaje inclusivo, recursos creativos que incluyen canciones, representaciones teatrales, e historietas que muestran familias no nucleares o estereotipos como héroes o princesas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s